viernes, 30 de mayo de 2008

EL ALQUIMSTA CELEBRA 20 AÑOS

LAS CRITICAS NEGATIVAS ME AYUDARON

Muchas de las personas que conozco y que están vinculadas con la literatura no tienen mayor simpatía por Paulo Coelho. Es más - que yo recuerde - cuando éste estuvo por Lima dando algunas conferencias, los bandos se dividieron entre quienes lo menospreciaron públicamente y los que, simplemente, lo ignoraron por completo.
Alcancé a leer El Alquimista hace mucho tiempo. Confieso que terminé de leerlo más por disciplina que por libre voluntad. Como a muchos, me molesta que se use una historia para intentar ofrecerme descaradamente un mensaje de autoayuda. Es tan molesto como cuando se usa la literatura para presentar torpemente una opción política.

Ahora bien, encuentro en la revista Ñ una nota en donde se da cuenta de la celebración de los 20 años de la primera edición de El Alquimista. Libro que ya ha vendido más de cien millones de ejemplares. ¡Nada más! Paulo Coelho declaró que gran parte de ese éxito se debe a las críticas negativas que recibió desde muchos frentes. Es más, dijo: "Si hubiera tenido una crítica positiva nunca hubiera vendido cien millones de ejemplares”. En otro momento, agregó: "La crítica ha sido muy positiva en el sentido de que siempre me criticó". También recordó que cuando publicó la obra en Brasil apenas se vendieron novecientos ejemplares y fue el boca-oreja del lector, y no la crítica, lo que hizo multiplicar la cifra de ventas hasta los 35 millones de ejemplares editados 67 idiomas.
Para terminar, queda felicitarlo por su éxito en ventas, si hubiera que confrontarlo con otros libros de autoayuda.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

es la verdad, quisiera que me responda por que es que realmente a muchisima gente no le gusta sus libros o en particular porque a ud. no; no es que yo sea una admiradora de él, es que hasta no me encuentro una persona que pueda disfrutar de sus lecturas.

Agradecere se sirvs contestar ... gracias.

Richar Primo Silva dijo...

Como ya lo escribí, tiene que ver con el referente que enmarca la lectura. Si busco un libro de motivación o de autoayuda, creo que su discurso es edificante. Ahora bien, si el asunto es la lectura de un trabajo narrativo con propósitos literarios, entonces como que no encaja con el gusto de algunos.
Dos cosas hasta aqui. Uno. Que no hay una ley inquebratable para determinar la buena literatura. Entonces muchos podemos estar equivocados. Dos. Que lo único importante de un libro es que deje algo para el lector.
Por lo tanto, Coehlo es escritor y punto. El que no les guste a muchos como a mó, es intrascendente.