miércoles, 12 de septiembre de 2007

UN CUENTO EN BORRADOR







FIN DE SEMANA




Ese fin de semana decidimos salir de la ciudad porque queríamos encontrar un poco de luz solar. Era julio, y en la ciudad, el invierno estaba en su plenitud. La lluvia menuda de cada mañana dejaba jabonosamente sucias las calles y sentíamos que la humedad se metía hasta en el alma. Era cosa de subir al auto y manejar algunas horas cuesta arriba para encontrarnos con algo de calor y con el paisaje de árboles, ríos y caminos solitarios.
No lo planeamos mucho durante los días previos. Desde hacía tiempo que no planeábamos casi nada juntos, la rutina del trabajo y la monotonía de nuestras noches también era como la humedad, y también estaba calando nuestra relación hasta hacerla silenciosamente dolorosa. Habíamos ido al teatro un par de noches antes: una obra que se ambientaba en una granja, con algunos animales que se rebelaban contra sus dueños y con una lección política de la que tampoco hablamos mucho, al menos no como solíamos hacerlo antes. Sólo en el café, en donde nos sentamos para contemplar el mar y beber algo caliente antes de ir a casa, se nos ocurrió la idea de salir el fin de semana. Esa noche, Jacqueline se había soltado cabello y cuando hablamos del viaje, sus ojos recuperaron ese brillo y esa energía imponente con la que la había conocido. Todavía nos dimos tiempo para dar una caminata por el parque de Miraflores. Teníamos las solapas de los abrigos levantadas y nuestras bufandas eran del mismo color. Hablamos del viaje del fin de semana, como cuando éramos novios, diseñando un plan de diversión de poco costo y mucha aventura.
Ya en casa hice algunas llamadas para saber si algunos amigos planeaban hacer lo mismo de manera que formáramos una caravana. Jacqueline se sentó junto a mí para acompañarme mientras se cepillaba el cabello. Lo hacía por muchos minutos hasta que su cabellera quedara adormecida y brillante. Las primeras veces, de los primeros años juntos, solía contemplarla extasiado cuando se peinaba porque ella se quedaba mirando la ventana mientras el cepillo corría muchas veces por su cabellera ondeada. Se veía tan bella. Una que otra vez, me había dejado peinarla mientras escuchábamos algo de música de ópera, que a ella le gustaba mucho. Esa noche nos dormimos sin hacer el amor, pero contentos porque el viaje ya estaba confirmado y sería en caravana con algunos amigos. Pude dormir sin pensar en ella y, como no me sucedía desde hacía días, dormí profundamente...

Esta página, como saben, tiene otras tareas. Si quieren seguir acompañándome en esta historia haga click aquí

7 comentarios:

Anónimo dijo...

ya le lei y es una historia con atmosfera de cuento de corin tellado. Esta bien contado como siempre, pero he leido otras historias tuyas de mas profundidad. Espero no lo tomes a mal. O sea, como que no sabia que te gustara escribir historia "comunes" de una manera tan suave.

Seymi dijo...

Fantastico!
De una tematica que trasciende a diario, se puede rescatar ese instante, ese episodio que vivimos a menudo.
Me gustó la forma de narrar.
Es un cuento realmente bello.

Anónimo dijo...

a veces la gente puede confundirse y eso no lo hace una mala persona, verdad?. Lo importante es q` sepa lo q` vale o lo q` no vale, o lo q` pierde. hay gente q´reacciona y hace lo bueno, otros no. Es una bonita historia bien contadita. ojala todo fuera asi en la vida.

Anónimo dijo...

Ta bien

polderson dijo...

Buenisimo!!!!!!!!!!!(^_^)
si alguien tiene una buena historia y quiere crear una peli pos venid a mi que yo la grafico tan solo necesito el derecho,o permiso vale soy muy joven pero me gustan hacer estas cosas,tan solo necesito una buena historia para pasarla al anime!!
www.frozemsoul.tk
takato147@hotmail.com

polderson dijo...

Denuevo hoy abro los ojos,
y la vida me reclama
que devo despertar
sentimientos en mi corazón.

me miro al espejo
y descubro un hombre nuevo,
dispuesto a luchar
con mis armas listas
no voy a perder nunca
dejare pasar por mi mente
el mal no entrara jamas
a tocar mi corazón.

denuevo salgo por el mundo
a buscar las aventuras
que el tiempo me traera mis
amigos a mi lado estan.

salgo por el mundo a buscar
las aventuras que el tiempo
me traera mis amigos
siempre a mi lado estan...

Esta buenisima verdad(O_o)

Anónimo dijo...

Parece que hay personas que saben inspirar...