viernes, 21 de septiembre de 2007



EL REGRESO DE FUJIMORI

Hubo un tiempo en el que la locura se hizo más intensa en este país. No es que tampoco haya dejado ya la faceta de la estupidez y la miseria moral; pero un hubo un tiempo en el que cada mañana parecía que caíamos un poco más cuando ya no se creía posible que hubiera un nivel menor.
No sólo fue la violencia terrorista cuyas secuelas aún hacen estremecer la conciencia de quienes la vivieron, aun cuando en algunos casos haya sido sólo en la orilla del terror; sino fue, también, la violencia económica por la que todavía falta responder a muchos que hoy mismo circulan tranquilamente por la vida peruana con el mayor cinismo. No obstante, cuando ya la debacle de este país parecía de una pesadilla máxima, apareció Fujimori.
Entonces las cosas alcanzaron una dimensión diferente. Ahora el Estado asumía la defensa del país usando como armas: la mentira, el chantaje, el asesinato individual y el colectivo, la ilegalidad, la compra de conciencias, el amedrentamiento, el silenciamiento de las voces discrepantes, la anulación de los derechos. Y todo era tan confuso en ese tiempo de locura que muchos, repito, muchos dieron por la válida todas esas acciones. No es que tampoco no se hayan usado esas bajezas en los gobiernos anteriores; pero con "el Chino" las cosas alcanzaron un nivel de diabólica perfección.
Ahora que traen a Alberto Fujimori, ahora que se desata el espectáculo, ahora que se preparan todas las cartas políticas para manejar el engorroso tema de "la mejor manera". Ahora, creo que es necesario recordar que para mediados de los noventa fueron demasiados los que callaron ante los crímenes, demasiados los que miraron hacia otro lado cuando los principios del Estado de Derecho fueron aplastados.
En verdad, muchos esperamos que haya una milagrosa justicia que condene a Fujimori y compañía por todos los delitos que cometió. Pero también sería tiempo de que muchos, casi todos, asuman su responsabilidad por todo lo que pasó. Son culpables quienes lo hayan cometido, y son culpables los que pudiendo hacer algo callaron. También son culpables todos los que creyeron que ése era el camino. Somos culpables quienes, hoy mismo, no hemos podido explicar convincentemente por qué estuvo mal todo lo que pasó en esa década de pesadilla.
Un video que nos hace recordar parte de una época cruenta que nos tocó vivir.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

que horror recordar ese tiempo, si es cierto, que espantoso recordar que nos hicimos los desentendidos.

Anónimo dijo...

aqui lo que vale es saber que la justicia llega sin importar los privilegios. qué se creerìa el sinverguenza, que iba salirse con la suya.

Anónimo dijo...

En este país no se ha entendido valores como la democracia y el estado derecho, En este país la barbarie es cosa de todos los dias. Cuando aprenderemos de nuestros errores. Fujimorui fue un erros en la que muchos creimos

Amatista dijo...

Yo no viví en esos tiempos, pero puedo opinar lo que yo creo. A mi parecer estamos dramatizando con el Chino, creo que solo es solo una pantallita de humo.
La verdad que el chino hace tiempo debió estar aquí encerrado.
Justo ahora que todos los productos están subiendo
Y saben lo que me asó es que ahora ultimo escuche a personas alabando a Alan García, como si fuera un rey
Lo que me preocupa es que regresen los tiempos inolvidables con Alan García. Que vuelva haber una crisis económica. Y si el Chino volvió o no, no tenemos que olvidarnos del ahora.
Creo yo, que todo lo que hizo no fue tan malo. Todos los gobiernos tienen fallas y justo ahora no vamos a venir a hacernos los ofendidos.

Anónimo dijo...

sea como sea. quien es responsable es él y tendrà qeu pagar. si muchos aun no aprenden, entonces a este pais le falta mucho para alcanzar un estado civilizado, es decir, tendremos los presidentes que nos merecemos
J

POLDERSON dijo...

SI SE TIENE MUCHA RAZÒN AL DECIR QUE ESTAMOS DRAMATIZANDO TOOD ESTO:
PERO EL MUNDO NO ES PERFECTO Y LA LEY ESTA INCOMPLETA,LA EQUIVALENCIA DE INTERCAMBIO NO ABARCA TODO LO QUE SUCEDE AQUI,PERO AUN ASI ES COMO CREER EN SU PRINCIPIO QUE TODAS LAS COSAS TIENEN UN PRECIO ,QUE HAY UN ¿porque? UN FLUJO Y UN CICLO,QUE EL DOLOR QUE SUFRIMOS TIENE UNA RECOMPENZA Y QUE AQUEL QUE LO CONSIDERE CON DETERMINACION OBTENDRA ALGO DE VALOR A CAMBIO.
YA NO CREO QUE LA LEY SEA UNA VERDAD DEL MUNDO ,PERO TAMPOCO SATISFIZO CON TODO LO QUE ME DA EL GOBIERNO,Y TIENE RAZON NUEVAMENTE LA DEMOCRACIA NO NOS DA DE COMER, ES MUY CIERTO ES POCAS PALABRAS EN QUE MUNDO VIVIMOS,ES ACASO SUFRIMIENTO ETERNO EL CASTIGO PARA ESTE PAIS,NO DRAMATIZEMOS !ok!