martes, 7 de julio de 2009

FALLECIO ENRIQUE CONGRAINS MARTIN

Una nota breve en Perú 21 da cuenta del fallecimiento del escritor peruano Enrique Congrains Martin. Una muy breve nota para un escritor peruano tan significativo en la llamada generación del 5o.
Un enlace en Encarta dice que Congrains Martin fue dueño de un estilo despojado y directo, cuyo lirismo surgió de la observación precisa y la identificación con la vida marginal de las barriadas limeñas. Congrains reveló a los lectores una Lima poco conocida en aquel tiempo: una ciudad atroz, violenta y bullente de vida. La lucha de los desplazados para sobrevivir cada día a su propia miseria fue el gran tema de Congrains. Todo lo dicho se puede deducir fácilmente de sus libros de cuentos Lima, hora cero (1954), Kikuyo (1955) y, sobre todo, en su novela No una, sino muchas muertes (1957). A propósito la película Maruja den el infierno (1983), de Francisco Lombardi, se basó en la obra de Enrique Congrains.
Luego de cinco décadas de silencio literario - etapa en la que Enrique Congrains residió en Venezuela y Bolivia - en 2008, publicó El narrador de historias, una novela futurista cuya trama se desarrolla en el año 2075 en Sudamérica.
Enrique Congrains Martins falleció la tarde de ayer en Cochabamba a la edad de 77 años. Entiendo que fue su hijo Alfredo quien brindó la lamentable noticia.
Descansa en paz, Enrique. Las condolencias para sus deudos, con el debido perdón por toda la sequedad con la que se ha tratado su obra.
.

6 comentarios:

Mario Salazar Lafosse dijo...

La muerte siempre es una tragedia, más para la familia que deja de ver a su ser querido, pero para el hombre que se va es un ciclo natural que hay que comprenderlo como tal. Quedan sus obras para recordarlo. Saludos.

Mario.

Anónimo dijo...

De acuerdo con el sr Mario Salazar. La muerte es inevitable. Las honras a su vida y releamos su obra.

Pedro del Castillo dijo...

Como mucho, leí a Congrains en el colegio. Siempre recuerdo el cuento El Niño Junto al Cielo que me pareció tan desgarrador y tan fotográfico de algunos lugares de Lima. No se que pasó luego que ya no siguio escribiendo sino hasta muy poco. Entiendo que vendia sus libros de puerta en puerta. Esas cosas que pasan solo aqui.
Las condolencias, es verdad.

Anónimo dijo...

tiene cara de psicópata, tenía...

Ulises Saldaña dijo...

Congrains es un poeta del pueblo y que tuvo un espíritu popùlar, por lo tanto vale reconocer la importancia de sus obras que tiene para la población estudiantil. Dichas obras va a permitir a la juventud conocer la realidad urbano marginal de la capital de nuestro país.

Henry Zapata dijo...

Una lástima que recién recordemos a alguien cuando fallece. Ningún homenaje es válido en esta circunstancia pues él ya no disfrutará de lo que digamos o hagamos. Claro, para la instantánea si sirve. toma tu libreta de apuntes y alista dos boligrafos pues seràn muchos los que se anoten. Buen día.