martes, 10 de febrero de 2009

Escuelas de Música en Perú

Más de un alumno me ha comentado que sus intereses no se relacionaban con las ciencias ni con las letras de una forma académica. Si bien las matemáticas les parecían fáciles, no era suficiente motivo para emprender una carrera de ingeniería para toda su vida. Asimismo, si bien la lectura era una práctica constante en el alumno, ser psicólogo o educador le interesaba menos que estar guitarra en mano cantando alguna composición suya. Ante estas confesiones, también venía la realidad: los padres piensan que la música no es una carrera seria, incluso: no es una carrera. En el Perú el prejuicio de que todo sea universitario pesa demasiado. Cualquier estudio que no se haya realizado en aulas universitarias, nacionales o privadas, para muchas mentes de mi generación no vale la pena. Es cierto que los padres, me incluyo, estamos tranquilos si nuestros hijos nos entregan el cartón porque creemos, tal vez no sea así, que ese rectángulo con letras góticas les asegura entrar en un sistema, "jugar" en él, aunque también sabemos que no necesariamente les permitirá ganar. Pero la vocación es más fuerte y veo también que la modernidad genera oportunidades en el mundo académico peruano. Veo con gran expectativas que dos universidades peruanas, la Católica y la UPC, oficialicen la música, como si esto fuera necesario, para que cientos o miles de jóvenes puedan comprobar que su talento no es capricho, ya que la creación también necesita de un método y disciplina, y no como románticamente se cree que es solo cuestión de talento.

La Escuela de Música de la Pontificia Universidad Católica del Perú (2009)

La Escuela de Música de la Pontificia Universidad Católica del Perú es un centro de enseñanza musical que cuenta con una experimentada plana docente, un espíritu amplio, la mejor infraestructura y el respaldo de una universidad de un sólido y bien ganado prestigio.
OBJETIVOS GENERALES DE LA ESCUELA DE MÚSICA DE LA PUCP

Brindar una formación de convergencia y de síntesis, plasmada en la búsqueda de la excelencia en el área de interpretación y en el respeto por todos los géneros que se aborden.

Aplicar metodologías de enseñanza que comprendan la música como una práctica viva, utilizando todos los métodos a disposición y contrastándolos con la realidad concreta del Perú y su rica tradición cultural.

Detectar y encauzar vocaciones musicales entre los alumnos que exhiban grandes aptitudes y demuestren un alto rendimiento académico.

Promover espacios de difusión cultural en beneficio de la sensibilidad del público interesado, organizando conciertos, festivales, talleres, cursos de proyección, clases maestras, que, por el efecto multiplicador de los medios de comunicación, crearán una dinámica de aproximación a la música en la comunidad en general.

Propiciar el intercambio con diferentes instituciones musicales, así como convenios que permitan la participación de nuestros alumnos y maestros, en cursos, festivales, congresos.

Ofrecer formación musical a un público amplio, interesado en la música, por vocación o afición; brindando desde el inicio una educación de calidad y en contacto con los valores musicales académicos y tradicionales de las culturas del mundo.
La Escuela de Música de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (2010)

Una realidad de la nueva Facultad de Artes Contemporáneas de la UPC, producto de una preparación seria y rigurosa de la universidad, unida a la experiencia y el talento de Gian Marco Zignago, a través de Apromas, su asociación educativa promotora de música, arte y sonido. De esta manera, la UPC se propone formar no solo intérpretes y compositores musicales, sino profesionales completos capaces de desempeñarse en la producción y en otras áreas de la industria del entretenimiento.

Primera Carrera Universitaria de Música, conducente al bachillerato y a la licenciatura, con formación profesional de cinco años. Esto le abre las puertas a los egresados para diversas oportunidades de perfeccionamiento y trabajo en el extranjero que se reservan para profesionales.

Contacto temprano con la ejecución musical y la producción. La industria de la música en el mundo ha cambiado, y para ser parte de ella, es necesario que el estudiante conozca desde el primer día las herramientas que lo harán competitivo en esta industria, de manera que pueda vivir de la música.

Formación en ejecución, composición y producción musical. Que le amplía el mercado laboral en el que puede desempeñarse en el futuro.

Énfasis en el desarrollo de la música contemporánea. Es vital que el joven que va a vivir de la música tenga conocimientos de la evolución de la misma, desde sus inicios hasta la actualidad. Por eso, sobre una base que se inicia con lo clásico, el alumno aprende sobre jazz, rock, folklore nacional y latinoamericano, fusión, música electrónica, etc.

Ambientes diseñados especialmente para la enseñanza musical y equipamiento instrumental de última tecnología. Salas acusticadas, implementadas con instrumentos básicos, salas de ensayo grupales y personales, estudios de audio, etc. todo con las herramientas necesarias para la producción musical.

Contacto con compositores y profesionales nacionales e internacionales de la industria del entretenimiento. Gracias a la proyección internacional de Apromas y de Gian Marco Zignago, se puede garantizar la presencia de expositores de reconocido prestigio en la industria musical.

1 comentario:

Henry dijo...

Si pues, es importante entender que las manifestaciones artísticas son tan buenas como una carrera universitaria; pero, sabes, el problema no está en oficializar o no ello, la cuestión es que nuestro sistema educativo Básico "forma" posibles estudiantes universitarios los mismos que si no logran su "meta" en un futuro inmediato terminan frustrados y renegando de un sistema que los estafó durante once años. revisa el nuevo DCN y me darás la razón.