sábado, 2 de diciembre de 2006

LIBRO INDISPENSABLE


Panhispánico

La lengua española es tan simple como a la vez compleja. Esto, por supuesto, genera muchas dudas sobre la correcta forma de decir una u otra cosa.

Todos estos problemas se deben, principalmente, a que no existen reglas de contrucción perfectamente definidas y las pocas reglas que se tienen están plagadas de excepciones. Si bien toda la complejidad del lenguaje tiene un sustento histórico, es una opinión común que debería haber una reforma para simplificar todo este lío de manera que sea la normativa sea más eficiente en esto de ser instrumento de comunicación, en todo caso, el fin mayor del lenguaje.
Mientras esperamos que se reforme la lengua español, sólo nos queda alinearnos con la Real Academia Española que ha puesto en línea, desde hace algún tiempo, el Diccionario Panhispánico de Dudas. Que al igual que el Diccionario de la Lengua Española es una herramienta de consulta invaluable. Invaluable no sólo para quien esté vinculado directamente con los asuntos de la palabra, sino para todo aquel que tenga que usar el código verbal en cualquier circunstancia, es decir: todos.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Entonces,¿hay reglas que se deben seguir o todo queda al buen ojo de quien escribe o manda escribir? Sabes, digo esto porqu a veces se tiene que corregir al personal y si no se tiene una autoridad en que apoyarse. Gracias por tu sugerencia

Jana

Anónimo dijo...

Yo creo que las reglas están como las otras prescripciones para vivir. Se pueden o no cummplir, pero de todas maneras supongo que hay que buscar alguien que de las reglas como arbitro. no.Creo

Jose

Anónimo dijo...

creo que en la lengua uno debe entender que existen niveles y circunstancias que se deben evaluar siempre. por ejemplo, el nivel academico demanda que el uso de la lengua sea el mas academico, ergo, pegado a las reglas vigentes. el nivel coloquial, establece que la comunicación debe ser funcional, esto hara que uno se pueda alejar de lo acadmico por la funcionalidad. las circunstancias tambien deteminaran qu nivel usare. si seguir o no las rglas, depende de cada uno. rcuerden que el juicio social establece adjtivos para los que usan bien el idioma, y para lo que no.

Anónimo dijo...

Mi estimado escribidor, me parece que su introducción ha sido poco afortunada, porque da a entender que la normativa impone el uso. Esto es algo totalmente falso: es el uso el que impone la norma. Le recomiendo leer a Coseriu.

Anónimo dijo...

creo que su lectura de Coseriu y la del comentario anterior es superficial y deficiente, puesto que en ningun momento se desprende la afirmacion de que la normativa impone el uso. Incluso el comentario afirma que los niveles de la lengua (lease uso, leer por favor campos diastraticos y diafasicos) condicionan el lenguaje. Se lo pongo mas simple para que entienda. Si usted sustenta una tesis en el mundo academico, no hablara como un cobrador de combi. Simplemente por coherencia sabra que el uso de mi lengua debera ser por la situacion la mas academica.
Una recomendacion. recomiendo tambien no limitarse a leer fotocopias o reseñas de Coseriu, pues es superficial. chequear de vexz en cuando los libros de gredos es mejor, pues con un poco de historia sabria que fue en lo academico y el poder en el cual se baso Alfonso X y cia para establecer una norma que ira mutando por el uso sempiterno, pero siempre estara relacionada a lo formal. Por eso el lema de la RAE es: LIMPIA, FIJA Y DAR EXPLENDOR. mas claro ni el agua.

Anónimo dijo...

Mi estimado escribidor:
En la Escuela Académico Profesional de Lingüística, no leemos fotocopias, sino libros. En especial, los de Gredos, editorial para la que publicó Coseriu ("Teoría del lenguaje y lingüística general"). Si le recomendé leer a Coseriu, es porque usted quisiera que alguien nos resuelva el lío (entiéndase lío por no saber a ciencia cierta cuál es la norma exacta y precisa). Pues, señor escribidor, no se moleste y atiéndame: La Academia tiene ese escudo, desde hace muchos años, por una reliquia, la verdad es que la Academia desde hace mucho tiempo ya no es un ente sancionador de los usos, no los impone sino solo los registra. No confunda norma con ley. Lo que hizo Alfonso X, el Sabio, en 1260, fue sólo considerar al castellano como lengua oficial para fines legales, es decir hacerla el "idioma" de los reinos que tenía bajo su poder, pero no impuso la norma. Porque la norma, mi estimado escribidor, son los usos habituales, tradicionales y normales en una comunidad y éstos solo los puede imponer la misma comunidad hablante; lo que hace la Academia es recogerlos, no imponerlos, porque lo que es hoy incorrecto e inaceptable en unos años puede ser correcto. Le recomiendo no molestarse, y atender las sugerencias con humildad.

Anónimo dijo...

me parece que usted sigue confundido. quien escribe no es el escribidor o dueño del blog. es tambien un linguista que se sorprende de la reiterada mala concepcion de la norma. creo que no toma en cuenta la gramatica descrptiva reciente de la rae ni el mismo panhispanico que es un hito en las publicaciones de la academia. es cierto, la academia no impone la norma, solo la contiene. ademas ustede debe recordar que existe la nocion de norma descriptiva y norma prescritptiva. Y Alfonso X, a parte de las necesidades legales, si impuso una norma que hizo que los reinos de castilla, aragon, leon, etc, pudieran unificarse, con sus obvias discrepancia y nacionalismos. La norma despues fue establecida por Nebrija, pues ya se tenia conciencia del español, y los mecanismos de poder (escuelas) nos impone una norma que nosotros podemos aportar o deformar, somos libres de hacerlo, pero esa norma es la descriptiva de cada pueblo, no la prescripiva que debe mantenerse por un pprincipio de autoridad que evita la anarquia. Su falacia de la caducidad de la autoridad de la RAE tal vez se vea a su falta de contacto con el mundo academico. Los llamara tradicionales en unmundo globalizado del espanglish, del quechuamara o quechuañol. pero ese es otro debate.
pd. repito no soy el escribidor y menos tengo el gusto de conocerlo.
encantado en polemizar con usted

Anónimo dijo...

Lamento verdaderamente que usted, se arrogue de conocimientos tan pobres con los que pretende desvirtuar mis argumentos. Pero, voy a hacer un último intento por aclararle el asunto. No hay dos normas, mi estimado señor, sino que en base a la norma ,que es el uso habitual y tradicional de la lengua, se dictan los juicios y recomendaciones gramaticales. Lo que usted afirma de la existencia de dos normas: una descriptiva y otra prescriptiva es erróneo y solo me hace comprobar que usted, mi estimado caballero, no tiene ni siquiera el DPD (diccionario panhispánico de dudas) que, luego de la presentación, en el capítulo titulado "Carácter normativo",contiene todos los comentarios que le he vertido. En cuanto a lo de Alfonso X, señor, usted no tiene ni el mínimo conocimiento histórico e insiste que impuso una norma, le repito, que nadie impone la norma. Si usted se refiere a la Ortografía, eso es otra cosa, señor. En cuanto a lo de Nebrija, ¿impuso una norma?. Por fin, la impone o la recoge. La Academia solo recomienda el uso, mi estimado señor. Me encantaría seguir polemizando con usted, pero será cuando usted estudie más.
PD: Empiece por comprarse el DPD y mejorar su ortografía porque, en sus mensajes, usted no tiene el menor respeto por ella.
Y disculpe, señor escribidor o dueño del blog, de haberlo confundido con un aprendiz de lingüista.
Saludos y ojalá tenga gente mejor preparada para opinar en su blog.

Anónimo dijo...

El tonito severo de su redaccion esmerada (supongo que se demoro consultando el DPD) no es persuasivo. Usted es el que deberìa estudiar mas que las introducciones de los libros que pretende leer. Le recuerdo que son introducciones, resumenes, de todo un universo de debates. Sobre Alfonso X, por favor, lea sobre el antes de escribir, pues él es responsable de muchos cambios en el castellano. Sobre Nebrija, le acepto que recogio, pero solo del vulgo. Me imagino que usted ni siquiera ha leido la gramatica escrita en Salamnaca por èl, y mucho menos la tiene a la mano. Un poco mas de historia. Y sobre todo, con escribir en "ad valucum"(espero que sepa Latin, pues tambien esa norma es importante) no llega a ser persuasivo. Creo que dejare de escribir, pues pierdo el tiempo.
PD: errores a proposito

Anónimo dijo...

Señor:
Quien debe aprender es usted, sobre todo el latín "ad baculum" (no "ad valucum") y un ensayo de aficionado de lingûista como usted debe entender que la ortografía es importante, sobre todo cuando se discute sobre temas normativos.

titiesel dijo...

CARAMBA CON LA PELEA !