sábado, 20 de septiembre de 2008

SARAMAGO TIENE SU BLOG


LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN SU TOTALIDAD

Antes de la llegada de los servicios que ahora te permite internet, para tener acceso a un medio de comunicación colectiva había que elegir entre muy pocas puertas, yo diría que pelear por acceder a esas pocas puertas. Periódicos, revistas, programas de radio y televisión eran espacios bastante difíciles de alcanzar, si se podía. Y eso era muchos después de los primeros ejercicios de comunicación en revistas artesanales universitarias o de grupos culturales. Estas eran revistas impresas generalmente en un viejo mimeógrafo de rumores metálicos que amenazaba con explotar en cada movimiento. En otros, con un poquito más de dinero, se lograba "quemar" algunas "placas" y se editaba una revista algo "más decente". Esto, solo por mencionar algunas de las alternativas que se tenía a mano cuando se buscaba establecer una comunicación colectiva. Ciertamente, en este sentido, el mundo ha cambiado de manera asombrosa y rápida, casi vertiginosamente.

De otro lado, en aquellos tiempos - que no son muy antiguos - era cierto que había que enfrentar los filtros que ponían quienes manejaban los medios de comunicación. Defecto que al parecer todavía existe en muchos medios de gran cobertura y de declarados intereses económicos. No obstante, la tecnología ha arremetido con tanta fuerza que ha sobrepasado los cálculos de muchos visionarios y ha abierto un abanico de posibilidades "innovadoramente democráticas". En este caso, me estoy refiriendo a los blogs, los que han generado un nuevo modo de comunicación en donde todos pueden decir lo que opinan y pueden decirlo todo y, de igual modo, todos tienen el derecho de elegir leerte o pasarte al olvido en el ejercicio pleno de su albedrío.

Los cálculos sobre el futuro de los blogs aún son especulativos. Sea como sea, los blogs han cubierto ese espacio que languidecía por inanición y aquí están ahora. Hay páginas virtuales que alcanzan más del millón de lectores, quienes te leen porque simplemente les da la gana y punto.

Digo esto por varias razones. Porque me entero de que un premio Nobel como Saramago ha decidido ingresar a la blogósforea para tener, según sus propias declaraciones, una comunicación más directa y honestas con sus lectores. Claro que no es el primero. El número de ilustres y de desconocidos que buscan una manera más sincera de estar en contacto con los demás es enorme.

Pero también digo esto porque leo y escucho quejas sobre algunos blogs que se han convertido - según muchos - en altoparlantes para propagar el odio, el resentimiento y las bajezas del alma. Se dice que los blogs permiten que "desde el anonimato se puede lanzar estiercol con ventilador". Sin embargo, esta es apenas una pequeña molestia que se puede evitar con tan solo saltarse la página, y de hecho va sucediendo con más de una de ellas. La contundencia de los blogs se sustenta en un principio básico y sólido: la práctica total de la libertad de expresión y la libertad de elegir si se quiere escucharla.

La nota dice: El Premio Nobel José Saramago acaba de inaugurar un "espacio personal" en "la pagina infinita de Internet", con el que pretende establecer una nueva forma de comunicación con sus lectores y que está alojado en el blog de la página de la Fundación que lleva su nombre. El escritor portugués, de 85 años, empleará este espacio, que lleva el nombre de El cuaderno de Saramago, para comentar acontecimientos, expresar opiniones, reflexionar en voz alta y, "en definitiva, comportarse como uno más de los blogueros que pueblan el ciberespacio", ha anunciado su Fundación. "La característica especial –se destaca– es que se suma a esta nueva vía de expresión un hombre maduro, escritor y Premio Nobel de Literatura.

5 comentarios:

Harry Cañari-Atoche dijo...

Hola Richar, perdón por la confianza, no sé si sea posible o en todo caso me puedar decir qué debo hacer para envarte un cuento para que puedas publicarlo.

Gracias por los post.

Harry Cañari-Atoche dijo...

Gracias por aceptar el comentario, te parece si te dejo mi mail:

hcanari@hotmail.com

Anónimo dijo...

Tal vez tengas algo de razon en eso de la libertad. Supongo que es mejor la libre expresion de las ideas, pero ¿no te molesta saber que hay gente que es capaz de decir lo que le es viene del higado y de su resentimiento desde el anonimato?

JUAN SALAZAR dijo...

En lo personal evito leer blogs de anonimos, porque creo que quien quiere decir algo, no tiene que ocultar la cara; pero tampoco me hago mala sangre, leer los comentarios de los que discrepan es un buen ejercicio de tolerancia, si bien sus malas maneras a veces molestan, creo que hay que saber asumirlo en ese sentido. Blogs como el de faveron o el tuyo me caen bien porque no filtran los comentarios aunque les sean adversos, eso es positivo.

Juan Salazar Herrera
Profesor de Literatura

Anónimo dijo...

Sigues sin profundizar en tus propuestas, te has vuelto un escritor light, como muchos de tus amigos. La presencia de los blogs no debe ser entendido solo como un soporte para la libertad total de expresión que haces mención, es un fenómeno que desplaza a los viejos mecanismos de poder, es un descuido de quienes han controlado el sistemaes una falla que se les escapó y que ahora se vuelve contra ellos porque deja abierta una tibuna le permite hablar a quien nunca iba a ser permitido...