jueves, 18 de septiembre de 2008

CUENTO DE ALONSO CUETO

Alonso Cueto es, definitivamente, uno de los escritores más importantes y respetados de la literatura contemporánea. Es uno de los narradores más fecundos no sólo por la natural frecuencia de sus cuentos y novelas, sino porque ha convertido a la clase media limeña en un espacio de exploración fluido y pasional. Coloco un cuento que enriquece la lista de autores peruanos contemporáneos.

CINCO PARA LAS NUEVE

Van a ser las ocho y el sol brilla sobre la isla de cemento que estoy pisando. Me encuentro a mí mismo, me descubro en una calle cerca de unos árboles, junto a un poste. No sé muy bien en qué barrio.Un regimiento de hormigas camina. Las patitas marchan hacia arriba, hacia abajo, en círculos. La corriente me hace apurarme. Un enorme rinoceronte corre en mi cabeza. Pienso que puedo pararme en la pista y que el rinoceronte va a salir y va a correr delante de mí. Ahora siento un microbús: el bufido ronco, la nube de óxido. Ya tengo menos fuerza. Voy a buscar un restaurante para entrar al baño. Hay un velo de luz sobre las paredes de la calle. Hay una maceta y una flor en una ventana. Tengo que llegar a las ocho.Ya sé dónde estoy. Voy a dar un examen. El sol sigue brillando, va a ser un día típico de verano y yo he perdido la esperanza.Mido la presión de mi pie derecho contra el cemento. Algo me quema y me quito el zapato. Estoy sentado en el sardinel. Es tarde. El regimiento de hormigas en mi sangre recupera su velocidad mientras el viento me azota el pelo y lo estira. Voy a ponerme el zapato. No puedo perder el tiempo. Faltan minutos, segundos. Algunos segundos algunos minutos. Eso es. No pienso en lo que puedo hacer hoy. O esta noche. O más tarde. Mi terror al futuro no tiene explicación. Es el miedo a lo que va a pasar. No quiero saber de eso. Tengo sólo estos segundos. ¿Tengo sólo estos segundos? ¿Estoy caminando a un examen y no me importa. El sol brilla en el centro del cielo.Estoy parado junto a una reja metálica. Algunos patas vagan por allí. Giancarlo está a mi lado. Nos ha ido mal en el examen. Preguntas con respuesta múltiple. Ni siquiera tenían “Ninguna de las anteriores”. Ni siquiera. Yo me siento triste pero Giancarlo fuma y sonríe. Unas chicas de pelo rubio pasan. Las miramos. Ya vámonos de acá – me dice- vamos a mi casa. Tengo un poco todavía. “Un poco” en el lenguaje de Giancarlo es unas líneas de polvo que él va a poner en la mesa de su casa.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Como se no ta que a pesar de tu edad, no haz aprendido nada de Literatura. Alonso no es un referente para nada, y mucho menos uno de los narradores peruanos contemporaneos de la clase media. Ya te olvidaste de su plagio.

No te sirve ni le sirve nada a nadie que hables de Cueto. Pobre país...

Anónimo dijo...

Me gusta el cuento.¿Qué plagio hiizo Cueto ah? No fue Bryce.Puedes informarnos,Richar? Sería una pena eso del plagio

Anónimo dijo...

No sólo fue Bryce, Cueto, Eloy Ejaúregui. Rafo León....puro legado de ladrones de las letras...pero lee, esto y te de-gustará el cuento de Cuervo, perdón Cueto:

http://uterodemarita.com/2007/03/29/plagio-o-desliz/

JOSE HERRERA dijo...

porqué los peruanos somos tan mesquinos. el caso de cueto fue aclarado, señor anónimo, y no dira usted que premios internacionales con dinero fuerte se meten en componendas. segun algunos todos los peruanos ganadores son estafadores y mafiosos. lo mismo para con vargas llosa, y en con otrs trinfadores.

Richar Primo Silva dijo...

Lo cierto es que la introducción que inserto ha sido tomada en parte de wikepedia. Desde ese lado, no soy el que ha propuesto la denominación de REFERENTE para Alonso Cueto. No obstante, me suscribo con ella. Entiendo un referente explica un elemento a tomar en cuenta para obtener un panorama de la literatura contemporánea. No el único, uno de varios. En ese sentido, por qué marginar un punto de vista sobre lo peruano contemporáneo. Si acaso, la discrepancia va porque los temas no plantean una agonía del Perú contemporáneo, o algo así, debo decir que el país es la suma de sus habitantes (verdad de perogrullo)y que en cada uno de ellos y en cada segmento hay una manera de vivirla y los escritores tienen como compromiso expresarlo desde su perspectiva. Los críticos, la historia dirá que trabajos quedan en el conjunto de aquellos que servirán para hacer una imagen del Perú.
Que cada escritor sea honesto con lo que ve y cómo lo ve.
Alonso Cueto es un buen escritor con un punto de vista sobre la construcción literaria que puede gustar o no, pero lo es.

Anónimo dijo...

esa bronca de criollos y andinos, de escritores pitucos y escritores de base ya es harto conocida. Francamente ya es parte del folklore peruano, de espiritu provinciano y mesquino.

Anónimo dijo...

Que buena mancha para protegerse. no será que tu mismo, richar, mandas escribirte. Si cueto, ampuero, tahys son conocidos es porque han sido adoptados por la clase dominante que usa sus mejores medios para promoverlos. Eso sabe, Richar, lo sabes bien, pero eres un diletante insufrible

Anónimo dijo...

Lo primero:
Si dices: "Lo cierto es que la introducción que inserto ha sido tomada en parte de Wikipedia". ¿Por qué no pusiste la fuente?
Lo segundo:
Dices: "Alonso Cueto es, definitivamente, uno de los escritores más importantes y respetados de la literatura contemporánea".
¿De la literatura contemporánea peruana, latinoamericana, hispanoamericana, mundial?
Ambos son descuidos terribles.

martha isarra dijo...

Qué lástima que quieran convertir este espacio en una tribuna de irracionalidad biliar.
¿Es un pecado pertenecer a la clase media? ¿Es un pecado reflejar las aspiraciones, temores y traumas de la clase a la que se pertenece? ¿Debería Cueto adoptar la impostura de crear exclusivamente personajes excluidos?
He leído casi todos los libros de Cueto y he disfrutado la lectura. He reconocido en él a un escritor de inobjetable talento. No pretende ser un escritor de rupturas; pero tiene la habilidad de utilizar una estructura ágil, técnicas contemporáneas, diálogos concisos (alguna vez se le podrá pillar una frase melodramática o sentenciosa; pero en lo general, se trata de diálogos eficientes).
La imagen de la clase media que refleja la narrativa de Cueto es inquietante y perturbadora. Una clase media sin mayores compromisos que la vulnerable parcela de felicidad que siempre está en peligro de ser arrasada por el pasado. Me siento plena y culpablemente retratada en las páginas de sus novelas. Lo que cada quien haga con este desenmascaramiento, es una elección ética; pero no le pidamos a un escritor que nos dé la fórmula para salir de nuestras propias burbujas sociales o existenciales.

Anónimo dijo...

Acá no se trata de ser distintos. El problema de un peruano lector y escritor (felizmente algunos) es que se olvida de que la literatura es universal y la mayoría de peruanos se olvida de eso. Pobres. Cueto ha ganado concurso y sé cuales, pero si los miembros del jurado supieran de qué clase de escritores son los que participan de hecho se lo quitarían. Y su plagio no está aclarado, nunca y acuerdense de mí NUNCA cueto será estudiado en universidades fuera del país. CUETO ES UN DON NADIE e INHUMANO llevé un taller con él y sólo demostró aquéllo. El último día de la feria del libro cueto era la última página al lado de las enciclopedias de Szyszlo y MVLL.

Algunos peruanos no han nacido más que para ser conocidos en Perú y ese es CUETO, pero fuera...jajaja.

Ahora recuerdo un caso: Que cuando Soler Serrano le pregunta a Borges en una entrevista por ganar el Cervantes "Qué le parece MVLL" y el gran borges dice: No lo conozco.

Aquí no es tema clasista quienes piensan eso son ignorantes, no olviden que la Literatura es Universal, pero la de cueto no transenderá.

He dicho.

Anónimo dijo...

El anterior "anónimo" (claro lo debe ser en muchos sentidos y eso le pesa), dice que estuvo en el taller de Alonso Cueto e Iván Thays. Yo también estuve y puedo hablar de la generosidad de Alonso quien siempre tenía la frase de aliento para cada uno de nosotros. La imagen que tengo de él es que es un hombre respetuoso y extremadamente generoso. Estuve el día de la presentación del libro sobre la obra de Mario Vargas LLosa y escuche los elogios que Vargas Llosa le tributó a Cueto. Entre las cosas que dijo MVLL fue que Cueto era un escritor talentoso y qué bueno que estaba siendo reconocido internacionalmente; pero, sobre todo que era un hombre muy generoso.

Si uno sigue ese rumor de plagio, llega a determinar que no lo hubo. Cueto es un caballero (y no solo de apellido) y no debemos permitir que un grupo de anónimos envidiosos traten de desmerecer su obra.
Pablo Rodríguez

Anónimo dijo...

ME SUSCRIBO CON EL COMENTARIO A FAVOR DE LA OBRA DE CUETO. NO SOLO POR QUE SEA PERUANO O RECONOCIDO A MEDIAS O MAS DE LOS MERECIDO. ESO LO DIRA EL TIEMPO. ME SUSCRIBO A FAVOR PORQUE ES ALGUIEN QUE APOSTO POR SU VOCACION CON EL RIESGO DE SU BIENESTAR PERSONAL.

Anónimo dijo...

La mediocridad huele hasta en cada letra de quien defiende sus tristes letras. Peruanos tenían que ser. (Ojo lo dice un peruano)

¿El tiempo lo dirà?

Ja, muuuchos escritores a su edad tienen muuucho más legado para el mundo, no para una provincia llamada Perú.

Que MVLL elogió de generoso a Cueto, pues si Poggi hubiese colaborado con ése libro, MVLL hubiese dicho que es un gran talento no reconocido.

Lo que realmente es una lástima ( y con esto termino mis comentarios en un blog paupérrimo) Ya parecen políticos que defienden a su líder político, es que el único país en donde trabajan mediáticamente es aquí y en dónde clasifican las letras es en esta pais de tongos literarios. Maduren señores, maduren el mundo necesita Letras, no letras de escritores que postean (thays) para responder a un tal Ybarra, ni de plagearios.

Si esos son sus (no nuestros) respresentantes Pobre país llamado Perú.

Anónimo dijo...

No sé qué edad tengas, pero sí estoy segura que a la edad de Cueto, seguirás rumiando tu fracaso y seguirás siendo lo que eres en este momento un simple y rotundo ANÓNIMO.

Pilar Mejía
DNI 10245278

Anónimo dijo...

Me suscribo con los buenos comentarios sobre el escritor Alonso Cueto.

Anónimo dijo...

Te respondo Pilarcita, tengo veinte años más un lustro ¿Sabes que significa éso? Creo que por tu edad sí. Yo me encargaré de que no sea así -tu mal deseo- y, seguramente, que cuando tenga la edad de Cueto osea en 40 años aprox. (Que por cieto no estaré en esta provincia llamda Perú), a la edad de Cueto tú ya estarás...como lo digo, tú me entiendes. Una recomendación y estoy seguro que lo habrás hecho el domingo tu cuetito escribió no sé qué porque como te imaginarás no lo leí -en El Dominical-, aunque últimamente ese ampuerito está degradando el "decano de la prensa", bueno mi recomendación es, que sin saberlo leerás mis letras y sin decirlo te gustará y estoy seguro de que ya lo hiciste.

Sr. Anónimo
DNI XXXXXXX

Anónimo dijo...

Eres patético. Odias visceralmente a Alonso Cueto y, sin embargo, llevaste un curso con él. Y claro, a pesar de su generosidad, queda claro que escribías horroroso y te lo debe haber dicho. ¿Te dolió la sinceridad? ¿A quién le has ganado? tendrías que tener mil vidas antes de llegarle a los talones a Ccueto.
Dices que este blog es paupérrimo y sigues participando.
Lo dicho, eres tan pintoresco...

Anónimo dijo...

Dejen en paz al anónimo. ya tiene sufiente con ser eso, alguien que tiene que escribir desde el anonimato

Anónimo dijo...

El anónimo que hizo el taller con Cueto y lo odia... ni siquiera sabe redactar: Hay más faltas de ortografía que palabras completas en su post. Y el otro ( o es el mismo?) que le dice a Pilar que publicará en el Comercio y que "le gustará" lo que publique: Qué pasa? aprovechando su condición de anónimo se pondrá las medallas de un texto escrito por otro? No pues... debe ser espantoso estár sepultado vivo dentro de gente así: los valientes del rencor, los bravos del anonimato, los honestos del post basura
Carlos Rendón Proaño
DNI 10567233

Harry Cañari-Atoche dijo...

Lo poco o mucho que sé (así como otros), es gracias a la enseñanza del gran Alonso Cueto e Iván Thays a Federico Salazar y a Augusto Cabada. No hay que ser mezquinos, si no existieran esos talleres muchos no sabríamos cuándo usar un hipérbaton y cuándo no.

Dejen en paz a Alonso y los invito, al anónimo también, a la presentación del libro de Vargas Llosa en el CCPUCP que comentará Alonso, el día de hoy.

Saludos,

Harry Cañari-Atoche

Promoción 2010 dijo...

Para nosotras, promocion 2010 de Patrocinio de San José(4to "B" sec.). La obra "Cinco para las Nueve y otros cuentos" de Alonso Cueto, es propicia para los jóvenes, puesto que refleja los problemas que vivimos los jóvenes de todos los tiempos. Nos trata de orientar para evitar las situaciones expuestas en esta obra. Se las recomendamos.
Los comentarios anónimos expresados carecen de informacion, coherencia y fundamentación literaria.

Promoción 2010! dijo...

La promoción 2010 del Colegio "Patrocinio de San José" del salón 4º "A" de secundaria.
Opina que la obra "Cinco para las Nueve y otros cuentos", es interesante para nosotras(os) los(as) adolescentes, porque la temática planteada en los cuentos, refleja la realidad que vivimos millones de jóvenes, hoy en día.
Despierta en nosotras la creatividad, la imaginación y la apreciación crítica.

LES RECOMENDAMOS LEERLA! ESTA MUY INTERESANTE!

verdemundo dijo...

Hace poco conocí a Alonso. No es sólo un buen escritor, es también todo lo que dice su segundo apellido.

Gracias Alonso por tu obra. Felicitaciones por la último título honorario por la Real Academia. Y felicitaciones también, por haber sido premiado en Holando por La hora azul y su traducción en ese idioma.

Anónimo, mira cómo pongo mi nombre.

Leonardo Calderón.

Anónimo dijo...

Hola, Soy Miguel...padre de una adolescente de 14 años, a quien le han mandado a leer Cinco Para las Nueve. No lo he terminado de leer,pero , en lo poco que he leído, me ha cansado y me ha parecido aburrido. Le he preguntado a mi hija que le parece la obra, y me ha contestado que no le gusta, y menos los finales.

La discusión de allí arriba, sobre si Cueto es o no una buena persona, me parece intrascendente, y menos lo de la clase social.
Pero creo que mínimo, el cuento debe dejar de terminarse de leer.

Rafael Urrutia Valdizán dijo...

Solo deben tomarse en cuanta las opiniones de los que publican con su nombre. Eso de escribir con ANÓNIMO revela que no se tiene autoestima y dan un mensaje: difamo, injurio o emito juicios sin que la gente sepa quién lo dice. Nadie que se respeta toma en serio las opiniones de los anónimos y cobardones.