viernes, 22 de septiembre de 2006

Los concursos literarios


Sacando visa para un sueño
LOS CONCURSOS LITERARIOS
Escribe tu historia. Corrígela con la mayor obsesión que tengas en tu demencial aventura por alcanzar el relato perfecto. Una y otra vez: mueve las palabras, altera las oraciones, cambia el final, sufre con el título. Luego, tienes que dar el gran paso, ese que te llevará a una mayor locura: intentar ser reconocido como escritor. ¿Por qué lo harías? Esa es la pregunta.
Entonces, repentinamente, una tarde encuentras un afiche dormido en los vidrios de una librería o un artículo tímido en algún periódico que nos avisa de un concurso literario. ¿Podría ser? lo piensas, lo sueñas. Lees detidamente las bases: original y tres copias, escritas a doble espacio, con título y seudónimo, los datos en sobre aparte, envíe los trabajos a tal dirección, los resultados se darán a conocer una mañana lejana de algún mes distante. Y luego la espera, la negación de que sueñas con los resultados, la lógica que se enreda con la ilusión: ganar un concurso de cuento o de novela y confirmarte como escritor con talento.
¿Qué tan válidos son los concursos? ¿Cómo hacen para lee tantos? ¿Es verdad que los ganadores ya están separados con anticipación? ¿Cierto que sólo leen el primer párrafo y con eso descartan el noventa por ciento de trabajos?
En vista de los pedidos que me hacen los amigos y estudiantes que buscan cometer delito de literatura, les envío una página que difunde los concursos de literatura
certamenesliterarios@domeus.es y, de paso, aviso que el Banco Central de Reserva ya convocó al concurso de novela corta para este año y que cierra en diciembre. Hay que entrar a la página del Banco. Suerte.

7 comentarios:

GABY dijo...

TIENE MUCHA RAZÒN EN SUS ¿DUDAS?
PERO ALGUNAS VECES LOS CRITERIOS SON DE LO MÀS "JALADOS DE LOS PELOS" ... POR ÙLTIMO QUIÈN DEBE MEDIR QUÈ ESTÀ BIEN Y QUE MAL. ALGUNAS VECES LOS CONCURSOS SON EN REALIDAD VIDRIOS CONTRA LOS QUE SE ESTRELLA UN NOVEL Y TAL TAL TAL VEZ, EN UN FUTURO HIPOTÈTICO, BUEN ESCRITOR

Anónimo dijo...

¿Qué otra manera se tiene para icnluirse en el mundo de la literatura? O sea, ¿existen las editoriales y están abiertas para alguien que recien empieza?

Anónimo dijo...

el tema de este post me ha recordado un cuento de Bolaño, Sensini, que está incluido en el libro Llamadas telefónicas. los que piensan iniciarse en ese vil oficio y sacrificio de enviar sus cuentos a cuanto concurso exista y, también, los que nunca piensan hacerlo, deberían o deben, como quieran, leer el cuento, aunque mejor lean todo el libro.

Fernando.

Anónimo dijo...

ah, me olvidaba. señor Primo, le hago notar que certamenesliterarios@domeus.es no es una página web.
saludos,
Fernando.

ash dijo...

al final no logramos aclarar la parte - "intentar ser reconocido como escritor. ¿Por qué lo harías?".......

titiesel dijo...

" A veces sucede así en la vida: cuando son los caballos los que han trabajado, es el cochero el que recibe la propina "
Dame Daphne du Maurier (1907-1989) Novelista y dramaturga británica

Anónimo dijo...

PARA MI MODESTO ENTENDER LOS CONCURSOS LITERARIOS NO SON MAS QUE UNA LINEA EN EL MEDIO DE CADA LADO, LA CUAL NOS PERMITE IR CREANDO Y FORTALECIENDO NUESTRAS POESIAS PORQUE POESIA NO ES MAS QUE INSPIRARSE Y SACAR A FLOTE A TRAVEZ DE LA ESCRITURA NUESTROS PENSAMIENTO LA POESIA NO DEBE VERSE ALTERADA POR PALABRAS SUPERPUESTAS O CORREGIDAS PARA UN CONCURSO, Y ESTOS NO SOM MAS QUE ENSAYOS A NUESTRA ESCRITURA LITERARIA, LE ESCRIBIO INGRID NINON SANCHEZ RONCEROS